Saltar al contenido

Uñas de gato: Caps Nail

Caps Nail ¿una solución a los arañazos?

En el mercado hay unas fundas de silicona para cubrir las uñas de gato (caps nail). Se comercializan como la gran solución para que los gatos no arañen sofás, puertas, muebles, etc. Supuestamente, se trata de un invento que nos garantiza una casa libre de arañazos y, además, resulta inofensivo para el animal. Pero ¿Realmente es así?

¿Qué són las Caps Nail?

Caps nail son unas fundas de silicona, del tamaño y forma de la uña, pero con la punta redondeada. Se utilizan para cubrir las uñas de nuestro gato. Las puedes comprar en varios colores y se colocan con pegamento sobre sus uñas.

En primer lugar, debemos considerar que estas fundas no son tan frustrantes como una amputación de uñas, eso está claro.

La desungulación es nefasta, pero con las fundas para uñas de gato igualmente no puede rascar el rascador ni trepar por él sin tener dificultades. Y por supuesto, no puede hacerlo con la misma energía y manera que si no llevara estas molestas cápsulas.

Debemos tener en cuenta que rascar clavando las uñas cumple una función importante para estirar sus músculos, para poder marcar el territorio…y un sinfín de cosas más. Nos gustaría que los dueños de los gatos pensaran que el gato es eso, un gato, y ha de comportarse como tal.

¿Són eficaces las fundas para uñas de gato?

La parte positiva de este invento le toca al mobiliario de la casa y a las personas, que no reciben arañazos de parte de las uñas de su gato, mientras la negativa, la padecerá el animal.

Un punto a considerar es que si el gato las traga, las elimina a través de los excrementos, por lo que, en este sentido, no resultan tóxicas.

Vamos a ver a continuación (y bajo nuestro punto de vista) los puntos negativos, y es que el gato egipcio siente permanente sensación de incomodidad.

No poder sentir las uñas no debe ser agradable ni saludable para el equilibrio mental de nuestro gato. Además, lo deja desprotegido, indefenso frente a posibles peligros. Aunque los gatos Sphynx son gatos de interior, no olvidemos que tienen instintos felinos igual que cualquier otro.

Para que duren tiempo intactas habría que eliminar el rascador, y esto es algo que no conviene a los esfinges: recordemos que necesitan rascador no sólo para afilarse sus uñas de gato, sino también por su función comunicativa.

Así pues, antes de decidirnos, además de las ventajas que nos promete el comerciante, recordemos que la salud psicológica de nuestro gato vale mucho más que un arañazo en un sofá.  

¿Existen otras soluciones?

¡Por supuesto que existen otras soluciones! Bajo nuestro punto de vista la más interesante y lógica es proporcionar a nuestro gato egipcio un rascador que sea de su gusto. Una solución que no compromete la felicidad y el bienestar de tu minino.

¿Nuestra sugerencia? Escucha a tu Sphynx, obsérvalo pensando en él, como él.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad