Saltar al contenido

Higiene de nuestro gato Sphynx

Debemos prestar atención a la higiene de nuestro gato Sphynx para mantener sana su piel. Se podría decir que todos sabemos que los gatos, por norma general, no son amantes del agua, independientemente de la edad que tengan.

Se estresan con facilidad, y cualquier actividad que interrumpa su rutina, puede generarles disgustos innecesarios. Esto no debe impedir la rutina en el gato Sphynx en lo que a higiene o baño, se refiere.

¿Cómo de importante es la higiene de nuestro gato Sphynx?

La piel de los gatos Spnhynx necesita casi un aseo constante ya que produce mucho sebo por la transpiración, es decir, una de las peculiaridades del gato egipcio es que suda, por eso necesitará tu ayuda para mantenerse aseado.

Para que nuestro gato Sphynx esté cómodo con sus rutinas de baño, debemos acostumbrarle a baños regulares desde una temprana edad. A partir de los 2 o 3 meses ya podemos bañar a nuestro gatito sin pelo por primera vez.

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi gato?

En el gato Sphynx un baño cada 2 o 3 meses es lo recomendable.

Es conveniente que escojas el mejor momento para la higiene de nuestro gato Sphynx. Será el momento en el que tu gato esté más tranquilo y muestre menor nivel de actividad.

Baño gato SPhynx
Baño del gato Sphynx

Es importante utilizar un jabón especial para ellos, lo podemos consultar a nuestro veterinario o tienda de animales especializada. Si te cuesta conseguirlo, siempre puedes utilizar jabón de lagarto o jabón para pieles sensibles sin perfume.

Debes tener en cuenta que los gatos Sphynx tampoco tienen pestañas por lo que es importante que tengas vigilados sus ojos y los limpies cuando tengan alguna mota o lagaña o veas que lagrimean mucho para evitar infecciones oculares.

¿Cómo debo limpiar los ojos a mi gato egipcio?

¡Muy simple! Para mantener la higiene de nuestro gato Sphynx solamente debes coger una gasa humedecida con suero fisiológico y limpiarle los párpados con suavidad.

El sentido correcto es desde la parte de la nariz hacia el exterior del párpado y en sentido descendente. Lo mejor es limpiar las lagañas a diario, bastará con una gasa suave y tener cuidado de no rozar sus ojos. Aunque no te asustes, ellos mismos utilizan su tercer párpado para protegerse

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad