Saltar al contenido

¿Qué es la desungulación?

La desungulación bajo nuestro punto de vista es lo que NUNCA se debería hacer.

Existen algunas personas que con el objetivo de evitar los molestos arañazos o destrozos del hogar provocados por las zarpas de los gatos, deciden someterles a una operación quirúrgica drástica llamada “oniquectomía”.

Esta intervención consiste en extirpar sus uñas para que estas no vuelvan a crecer nunca más.

Sin embargo, consideramos, que si amas a tu gato de verdad, es lo peor que puedes hacer por él, pues le estás sometiendo a un sufrimiento innecesario.

A continuación, te explicamos el por qué de las negativas consecuencias:

  • Implica amputar su tercera falange. Es decir, se tendría que extirpar también el hueso que da soporte a la uña de cada dedo. Eso incluye también sus tendones y ligamentos.
  • Es un proceso doloroso después de la intervención.
  • Pierden su capacidad e instinto natural de defenderse, trepar o cazar.
  • Aumentan su ansiedad. Al no poder rascarse impide que se relaje, logrando de esta manera que su ansiedad aumente y en consecuencia empeore su comportamiento, siendo más irascible.

La desungulación afecta, incluso al simple hecho de caminar. Al andar, toda la superficie de la garra del gato está en contacto con el suelo, cuando le falta el extremo de la garra, se ve obligado a modificar su postura corporal y su forma de caminar. Con el tiempo, esto le puede desencadenar lesiones dolorosas y cojera.

Por tanto, salvo que esta operación sea una recomendación expresa del veterinario por cuestiones de salud, es mejor dejar que tu gato disfrute de sus uñas permitiendo que saque a pasear su parte más felina y natural.

Eso sí, debemos inculcarle desde el primer momento en que llega a nuestro hogar unas normas mínimas. Así evitaremos que nuestro gato egipcio desarrolle conductas poco adecuadas con nosotros o nuestro entorno.

Es favorable incorporar algún tipo de rascador ( tenemos algunos en el siguiente enlace) que ayude a que nuestros gatos puedan desestresarse. ¡Y no solo esto! también les ayuda a que puedan estirar sus músculos, marcar territorio y además eliminan ellos mismos las capas más superficiales de las uñas.

¿Esta permitida la desungulación?

La desungulación es actualmente una práctica prohibida. Atrás quedaron los «vacíos» de algunas leyes autonómicas de tenencia de animales de compañía que permitían estas prácticas.

Tras la ratificación por España del Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía, la desungulación está completamente prohibida. No se permiten las intervenciones quirúrgicas que tengan la finalidad de modificar la apariencia del animal de compañía u otros fines no curativos.

Resumiendo, si no sabes cómo cortar las uñas de tu gato egipcio y éstas se están convirtiendo en un verdadero problema al jugar y relacionarte con él, no dudes en consultar a tu veterinario. Él te aconsejara y te mostrará la forma correcta de cortarle tú mismo las uñas. O, si lo prefieres, existen servicios de estética felina los cuales dejarán perfectas las pequeñas garras de nuestros gatitos por mucho menos de lo que imaginas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad